Holcim libera dioxinas en un 203% por encima de lo permitido, en la planta de Yocsina (Córdoba), Argentina

La Fundación para la defensa del ambiente (FUNAM) hizo públicos dos informes realizados por la Universidad Tecnológica Nacional que demuestran cómo en 2009 y 2010 Holcim-Minetti descargó dioxinas por encima de lo permitido en la **Ley Nacional de Residuos Peligrosos*

Videos

La multinacional Holcim, con base en Suiza, quema residuos peligrosos en el horno de su Planta Norte ubicada junto a la comunidad de Yocsina, que desde hace años denuncia la contaminación del aire y los olores nauseabundos.

FUNAM denunciará penalmente a la empresa y a los funcionarios públicos encargados de controlarla.

Córdoba y Buenos Aires (Argentina), 10 de julio de 2011. La Fundación para la defensa del ambiente (FUNAM) informó hoy que la fábrica de cemento localizada en Yocsina (Córdoba), propiedad de la multinacional Holcim, “libera dioxinas cancerígenas al aire por encima de los valores que permite la Ley Nacional de Residuos peligrosos 24051”. Lo confirmó FUNAM tras acceder a dos informes técnicos realizados por la Universidad Tecnológica donde se confirma esta grave ilegalidad.

La multinacional Holcim, que tiene su sede principal en Suiza, quema residuos peligrosos en el horno de su Planta Norte ubicada junto a la comunidad de Yocsina y muy cerca de Malagueño. Los vecinos de la zona denuncian desde hace años que la cementera contamina el aire y produce olores nauseabundos. Consideran que muchas de las enfermedades registradas son atribuibles a la contaminación producida por la cementera.

Holcim-Minetti opera en Yocsina junto a otra planta de su propiedad, Ecoblend, que brinda a nivel nacional los servicios de recepción y quema de residuos industriales peligrosos. La planta está autorizada por los
organismos de ambiente de la provincia y la nación para incinerar una larga lista de tóxicos que incluye desde aceites minerales y restos de la industria farmacéutica hasta residuos que contienen cianuro, arsénico y plaguicidas [abajo se incluye la lista completa].

El Dr. Raúl Montenegro, presidente de FUNAM, hizo públicos dos informes realizados por la Universidad Tecnológica Nacional que demuestran cómo Holcim-Minetti descargó dioxinas en abierta violación a la Ley Nacional de Residuos Peligrosos 24051. Indicó que “el informe M44 realizado para el año 2009 demuestra que la descarga de dioxinas estuvo un 52% por encima de lo autorizado. Lejos de corregir la situación, en el informe M56 correspondiente a las descargas del año 2010 la ilegalidad fue todavía más grave, pues superó en un 203% lo permitido”.

Los informes M44 y M56 fueron realizados por el laboratorio “Siqua” de la Universidad Tecnológica Nacional, Facultad Regional Córdoba. Ambos indican textualmente que “Del monitoreo realizado podemos decir que la concentración de Equivalentes de tetracloro-para-dibenzodioxinas (2,3,7,8 TCDD) emitida por el horno es superior a lo establecido en la Ley Nacional 24051 (Decreto831/93) de Residuos Peligrosos”.

Montenegro agregó que la dioxina TCDD “es un cancerígeno humano cierto según la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer, IARC” y que las dioxinas “actúan a muy pequeñas dosis, se almacenan en tejido graso y son extremadamente persistentes. Los embriones, los fetos, las mujeres embarazadas, los bebés y los niños suelen ser los más afectados.
Las dioxinas alteran el sistema hormonal y el sistema inmune. Producen sarcoma, endometriosis, malformaciones y otros daños en la salud”.

FUNAM destacó la irresponsabilidad de la empresa suiza “porque violó la Ley Nacional de Residuos Peligrosos durante dos años, y lo que es peor, aumentando la descarga en lugar de disminuirla. Dicha ley establece que no debe sobrepasarse el límite de 0,1 ng/Nm3. Pero en 2009 la concentración de equivalentes de dioxina TCDD fue de 0,152 ng/Nm3 y en 2010 de 0,303 ng/Nm3” [nanogramos por metro cúbico normal].

El Dr. Raúl Montenegro, que es premio Nóbel Alternativo, sostuvo que “la violación de la Ley Nacional de Residuos Peligrosos durante dos años seguidos no es solamente responsabilidad de Holcim. También es responsabilidad de la Secretaría de Ambiente de la provincia y de la Secretaría de Ambiente de la nación, que tienen el poder de policía. En base a los dos informes de la Universidad Tecnológica Nacional pudimos conocer la verdad para 2009 y 2010, pero queremos saber también cuáles fueron las descargas en años anteriores. Recordemos que la cementera quema residuos peligrosos desde 1994”.

Montenegro aclaró que esta denuncia no pone en peligro la continuidad de la planta de cemento ni los puestos de trabajo. “La solución al problema de las descargas de dioxinas, furanos y otras sustancias tóxicas es simple. Holcim debe dejar de quemar residuos peligrosos en sus hornos y solo utilizar combustibles convencionales”.

FUNAM anticipó que en base a las graves violaciones comprobadas “se están preparando las correspondientes denuncias penales contra Holcim y contra las áreas de ambiente, porque el Estado debería haber impedido que se descargaran dioxinas por encima de lo permitido”.

“Urge realizar estudios epidemiológicos independientes en Yocsina y Malagueño además de tomar muestras de sangre de los vecinos expuestos para determinar los contenidos en sustancias cloradas y otros contaminantes”, indicó el Dr. Raúl Montenegro.

Agregó que “también debería analizarse la descarga de otras sustancias químicas, entre ellas benceno, tolueno, tetracloruro de carbono, cloruro de metileno, tricloroetileno, tetracloroetileno, tricloroetano, clorobenceno, cloroformo, naftaleno, fenol y ftalatos” porque la planta “quema una gran diversidad de residuos peligrosos procedentes de todo el país.
Holcim-Minetti debe reconocer que pese a las declaraciones juradas de sus clientes nunca sabe con precisión lo que se está quemando ni lo que resulta de tales mezclas”.

*Holcim hace todo aquello que le permiten los gobiernos*.

Eduardo Giesen, coordinador regional para América Latina de GAIA, la Alianza Global contra la Incineración, indicó desde Santiago de Chile que la multinacional suiza HOLCIM “se ha instalado en gran parte de los países de la región adquiriendo, la mayoría de las veces, una parte o la totalidad de compañías cementeras nacionales, y ha instalado también empresas subsidiarias que se encargan de servicios anexos, como el transporte, recepción y preparación de combustibles alternos para los hornos cementeros a base de residuos peligrosos y convencionales”.

Agregó que la industria “ha disfrazado de sustentable la práctica de quema de residuos peligrosos además de presentarla como reemplazo de los combustibles fósiles, pero desde GAIA, las organizaciones que la integran en todo el mundo y las comunidades afectadas lo rechazamos y denunciamos porque no es más que una forma de incineración, con todos los riesgos e impactos que ella produce sobre la salud de las personas y el ambiente”.

Giesen sostuvo que HOLCIM “actúa en cada país con las estrategias y prácticas más adecuadas para introducir sus operaciones sucias, según el panorama institucional y político que enfrente. Así, podrá recurrir al lobby y a la corrupción del sistema político-administrativo, que oculta evidencias y relaja la fiscalización, o a la militarización y criminalización de comunidades y territorios, con la complicidad gubernamental, como ha ocurrido en Centroamérica”.

En América Latina existen casos graves de impactos y conflictos ambientales de HOLCIM y sus empresas subsidiarias al menos en México, Guatemala, Colombia y Brasil, donde contaminan el aire, el agua, el suelo y los alimentos, dañan la salud y perjudican las actividades y economías locales.

FUNAM

Fundación para la defensa del ambiente
Environment Defense Foundation
Casilla de Correo 83
Correo Central, (5000) Córdoba, Argentina.

Be Sociable, Share!
Dejar un comentario