LA FÁBRICA DE CEMENTO DE LA ROBLA LLEVA UN AÑO QUEMANDO RUEDAS SIN AUTORIZACIÓN DE INICIO.

Nota de prensa EA 06-08-2010

Ecologistas  en Acción  denuncia que desde agosto del año pasado se queman neumáticos fuera de uso como combustibles alternativos  en la cementera propiedad de Tudela Veguín, S.A., sin que la empresa haya obtenido autorización de inicio para esta peligrosa actividad,   es decir,  sin el debido control administrativo e incumpliendo, presuntamente,  el Real Decreto de Incineración y el  condicionado ambiental impuesto por la Junta  para atenuar el impacto negativo sobre el medio ambiente y la salud pública.


Desde hace un año el “olor a goma quemada” es frecuente, sobre todo en horario nocturno.
Ecologistas en Acción base su  denuncia en declaraciones de los vecinos, en  los informes facilitados por Tudela Veguín, S.A. a la Comisión Municipal de Medio Ambiente de La Robla,   y  en la respuesta dada por la Junta,  mediante  escrito firmado el 22 de abril de 2009, admitiendo que la autorización de inicio se estaba tramitando en esa fecha.


Pedimos a la Junta que abra un expediente sancionador a la empresa Tudela Veguín, S. A. y que paralice la coincineración de neumáticos fuera de uso y otros residuos en la cementera de La Robla, al menos hasta que el TSJ dicte sentencia en el recurso contencioso administrativo que Ecolgistas en Acción de la provincia de León mantiene contra la Autorización Ambiental  concedida  a la cementera  para quemar residuos  en cantidad de 33.000T/año.

Para Ecologistas en Acción la  incineración es la forma más insostenible y peligrosa de tratar los residuos, puesto que no los elimina, sólo los traslada y dispersa, liberando a la atmósfera, nuevas sustancias resultantes de la combustión –dioxinas, furanos, metales pesados, partículas finas, etc.-, que son los compuestos químicos tóxicos y cancerígenos más peligrosos que se conocen,  mucho más contaminantes que los materiales de partida.

Las cementeras no han demostrado que quemando basuras reduzcan sus emisiones; por el contrario,  esta práctica aumenta el riesgo de liberar a la atmósfera las referidas sustancias ultratóxicas,  -sobre todo si se queman productos ricos en cloro, como son los neumáticos-.


Es importante recordar la prioridad legal  de la valorización material (reciclado) sobre la energética (incineración)  puesto que en estos momentos,  todos los NUF que se generan,   en España  y mas concretamente  en Castilla y León,  podrían  destinarse al reciclado,  simplemente con que las administraciones públicas, estatal y autonómica,  cumplieran los objetivos de reciclaje establecidos tanto en el Plan Nacional Integrado de Residuos (PNIR)  como en el Plan Regional de Carreteras e impulsaran decididamente,  en la obra civil que adjudican, la sustitución de la grava y el asfalto por granza y mezclas bituminosas procedentes del  reciclaje de NFUs.

Sin embargo estos objetivos se ven obstaculizados  por el sector cementero  al convertirse  en “gestor de residuos”.  Quemando neumáticos las cementeras  entran en competencia desleal con alternativas y proyectos de gestión,  respetuosos con el medio ambiente y que, además, generan muchos más puestos de trabajo.

Con el único objetivo de reducir los costes de explotación de las cementeras y, por tanto, de aumentar los beneficios de sus propietarios, se pone en peligro nuestra salud, la de las generaciones futuras y la de los trabajadores de estas instalaciones.

Be Sociable, Share!
Dejar un comentario